El Caribe y los senderos sostenibles.

El Caribe y los senderos sostenibles.

Hiking-in-Cabarete-and-Sosua-area

“…ningún lugar está lejos en República Dominicana”

 En los últimos años se ha implantado en muchos países del mundo una nueva tendencia del turismo consistente en disminuir, en la medida de lo posible, el impacto de las actividades turísticas sobre el medio ambiente y las comunidades locales. Uno de esos países es República Dominicana, donde el Gobierno propone una serie de estrategias tendentes a un conocimiento más profundo de la realidad del lugar y a un intercambio entre ambas culturas. Del mismo modo, otras conductas como buscar anuncios de apartamentos en alquiler en lugar de acudir siempre a grandes compañías hoteleras, navegar en internet en busca de información sobre las poblaciones autóctonas y los recursos del lugar que se desee visitar, no generar demasiada basura y reciclar, o controlar el consumo de luz y agua, son algunas de las medidas más eficientes que cualquier turista preocupado por la ecología puede llevar a cabo para favorecer una visita mucho más acorde a las necesidades de la naturaleza y de los habitantes del país.

 En República Dominicana hay mucho que ver y que hacer, pero seguramente lo más impresionante sea una ruta de senderismo. Muchas son las opciones, pero merece la pena, si estás en el norte, hacer un recorrido por las cuencas del río Jamao, ubicado entre las provincias de Espaillat y Hermanas Mirabal, o, si por el contrario prefieres un destino más del sur, la Isla Cabritos te envolverá en 12 kilómetros de guasabaras, guayacanes y multitud de especies vegetales de lo más exóticas.

 Otra propuesta ecosostenible que ofrece el país son rutas de aventuras para todos los gustos. Para los que prefieran el agua, Los Tres Ojos ofrece la posibilidad de hacer inmersiones subterráneas en aguas kársticas, un espacio en el que aprender como el agua, en el pasado, era para las comunidades indigenas parte esencial de las manifestaciones magico-religiosas. Por el contrario, si se prefiere la montaña, Pico Duarte, el pico más alto de las Antillas y de la Cordillera Central, se presenta ideal para hacer una tranquila ruta a caballo o a pie rodeado de una impresionante vegetación de pino occidental.

 Finalmente, otra forma de ayudar a conservar la Madre Naturaleza y de convivir en armonía con ella se encuentra en los parques y reservas naturales. Espacios como el Parque Nacional de los Haitises en Samana, el Parque Nacional José Armando Bermúdez en San José de las Matas o el Salto del Limón de Samana, entre otras areas protegidas, brindan la oportunidad de aprender sobre la fusión de las comunidades locales con la flora y la fauna del lugar, así como de entrar en contacto con una realidad sólo vista en los documentales.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code